domingo, 16 de julio de 2017

Seres de sombra

Dime tú que cantas mientras pierdes el ritmo en el cielo, ¿qué son las personas sin sueños? Seres vacíos movidos por las sombras.
Cuando era una niña soñaba tanto que a veces sentía volar sobre la cama. Deseaba llegar a ser una persona importante, inteligente y poco mediocre. Esa típica persona que sin quererlo llega a tu vida y la transforma con su forma de ser, acompañada por un rico vocabulario. Cuando tenía ocho años todos mis sueños desvanecieron, salvo el único deseo de volver a escuchar a mamá y papá reír juntos. Aprendí entonces como aceptar los cambios y evitar que no me afectasen.
Aunque perdí.
Cabeza no pisó tierra durante muchas noches. Excepto una tierra lejana donde el dolor no existía. Estuve tan distanciada del mundo que cuando quise darme cuenta, no sabía relacionarme con los demás. Mis deseos habían cambiado, ya no quería ser una persona popular y exitosa. Quería con toda mi alma ser yo misma, luchar por el arte ya que éste me salvó cuando mi alrededor ardía y quemaba.
Incluso ahora todo arde,
aunque la vida no siempre quema.

Museo del Louvre


Me encanta este detalle, no recuerdo el cuadro ni siquiera su pintor.
Habla por sí solo. Dos seres que no necesitan decir nada para sentirlo, aún rodeados de gente centran todo en sí mismos. Los demás visten con harapos y ellos dos sin embargo, desnudos tal como son. Alejados de todo con sólo cerrar los ojos y sentir sus manos sobre la piel del otro.
Ésto, es arte.


domingo, 25 de junio de 2017

Llamas del Infierno

Llegué a Sanlúcar tras pasar un día tranquilo en el Palmar. Cuando bajé del coche vi caer una especie de polvo que inundaba el aire. Miré el cielo, tenía un color anaranjado muy extraño, entonces mi hermana dijo que era causado por un incendio en Moguer, (Monguer en honor al mongolo que lo provocó). Empecé a llorar y salí corriendo a casa de mi abuelo, desde la azotea miré con sus prismáticos como la nube de ceniza cubría la playa. 
Es una experiencia horrible y me avergüenzo.
Me avergüenza la  humanidad, esa raza de seres insensatos movidos por el dinero. ¿Cuándo coño vamos a actuar en positivo? ¿Qué día aprenderemos a cuidar nuestra tierra? Ahora lo importante son las operaciones bikinis. Patético, desastroso y monstruoso. Nunca me quedaré corta en calificativos, podría decir incluso una docena más. Damos asco, verdadero asco. ¿Acaso no os dais cuenta de que estamos destrozando todo? Comemos más mierda antinaturales que alimentos. ¿Un puto puente en el coto es más importante que su fauna? Los demonios existen y se llaman personas. Susanita, ¿realmente te importa lo que ocurre o acaso te interesa más ir a la pelu y quemar tu cabello en mechas? Para nada, sólo quieres quemar el bolsillo. Monarquía, taurinos y fachitas, un simple ejemplo de mi sociedad. Somos las garrapatas del mundo y su purgatorio sistema. Bonita noche de San Juan, aunque más bonita quedaron las playas tras la huella que los fiesteros dejaron. Hermosa capital la nuestra, no sólo su cultura sino esas nubes tan puras y cargadas de agua.
Muchos de vosotros me preguntáis: ¿Por qué has escrito «la sensualidad de un ciervo», en tu biografía de Instagram? Bien, os lo diré. 
Hace tres años hice un paseo en barco por el río Guadalquivir. Digamos que después de estar horas allí aburrida, decidí acercarme a la barandilla y mirar el atardecer. Jamás he visto algo tan bonito. Había ciervos, seres de sueños que me miraban desde la llanura. Sus negras siluetas acompañadas con el increíble fondo. Inefable.
Moriría feliz en saber que los seres humanos estamos en peligro de extinción, quizás entonces sabríamos respetar la vida.


sábado, 24 de junio de 2017

La ira de Eros

Hay momentos de tormenta
que recurres a la huída.
Algunos piensan que está muerta
sólo la mar
permanecerá siempre viva.
Ella me llama cuando dentro llueve, y me susurra palabras que sólo dios entiende.
Ella me llena cuando dentro sólo hay nieve, y me acaricia con el viento que sólo Eros vierte.
Ella fue madre en momentos de derrota,
despertó en mí una brisa suave
¿Cómo un silencio es una nota?
También fue padre cuando necesité un abrazo,
él escupió una ola, para así tomarme en su regazo.
Esa hermana jugó conmigo a ratos,
raspaba y dolía cuando odiaba y temía, a las sucias personas tras su maltrato.

lunes, 12 de junio de 2017

Poema

Deseo capital
Delicada piel blanca cual cumbre montañosa. (14)
Labios sobre  escarcha no alimentan la sed. (12)
Frágiles suspiros como rocío en una rosa. (14)
Clavícula atada al cuello igual que una red. (12)

La poesía se basa en definir mundos con pocas palabras.
El primer verso es fácil, se trata de una comparación entre la blanca piel con la nieve de una montaña.
El segundo verso es una metáfora, la escarcha son los dientes escondidos tras los labios. Quiero decir con esto que al besar el deseo se sacia ( alimentan la sed), asimismo es una antítesis con el calor de los labios y el frío de los dientes, pues critico los falsos besos que dan placer aunque no amor.
El tercer verso es de nuevo una comparación, esta vez con la frigidez de una mujer (incapacidad para experimentar placer sexual y llegar al orgasmo), de nuevo recalco la falsedad de prácticar sexo sin amor. Los frágiles suspiros son leves gemidos comparados con las pequeñas gotas de rocío, aunque estas le nutren, hace ver a la rosa fría y triste.
Finalmente el último verso habla de todo lo dicho anteriormente. El cuerpo es la tentación, cuya base no ayuda a diferenciar entre amor y obsesión.
Campos semánticos: Cuerpo (piel, labios, clavícula, cuello (5)), naturaleza (cumbre montañosa (2), escarcha, rocío, rosa (5))
Aliteración breve de la s dando sensación de susurro (frágileS-SuSpiroS)
Personificación de la clavícula (mujer) unida al cuello (hombre). No todo se basa en números e ingenierías, las palabras son una fuerte arma contra el bajo criterio enemigo. Tampoco los estudiantes de arte somos un cero a la izquierda. El arte y la poesía son puro humanismo. Sólo los humanos somos capaces de crear esto, porque vivimos con pasión.

viernes, 19 de mayo de 2017

18 de Mayo de 2017

Siento que todo se desvanece como oír silvar al viento en una trinchera. ¿De qué sirve alzar la voz con fuerza? Si su maldita dictadura hace 9 años me puso cadenas.
Al igual que un gladiador, rodeé el anfiteatro con orgullo antes de caer sobre la ensangrentada arena. Grité tan alto que cualquier vikingo pudo confundirme con un berserke. Las mujeres me decían horrorizadas al verme: ¡Por favor! ¡No te acerques!
Atrapé mis frágiles manos en puños temblorosos, para más tarde cubrilos con la negra piel de un oso. Años después los cargué de ira. Están a punto de explotar como Little Boy y Fat Man en Nagasaki e Hiroshima. 
Cabalgando sin pudor como el caballo de Atila, arranqué todas las rosas de su tierra prometida. Cuando era pequeña la Iglesia, y su falsa sonrisa me dieron la bendición. Tras aquel 9 de Mayo, mastiqué el fruto sagrado de mi futura rendición
Estoy orgullosa de ser soldado desertor, libre junto a mis ideales que me acompañan con honor.
No quiero que la mugrosa aristocracia me otrogue una medalla.
Me basta seguir cada día con la esperanza, de que un ejército no consiga masacrarme con sus lanzas. En la fría tempestad que ahoga mi batalla.


Esta noche será la última de un día sin cartas de despedida. 

Aún así la guerra no está perdida, voy a luchar contra mí misma hasta perder la vida.

jueves, 18 de mayo de 2017

Máximo Décimo Meridio

Espigas manchadas de sangre inocente,
recuerdos que al amanecer se vuelven mentiras.
Montañas sobre esqueletos y cuerpos inertes,
no devolverán su hijo a la vida.

Sólo queda odio, impotencia e ira,
armas suficientes para la batalla que avecina.
Sólo le mueve el olor de su cabello,
que siempre pervivirá entre las ruinas.

Gladiador que entre murmullos grita,
quién es y qué defendía.
Sangra por una flor marchita,
donde su pequeño un día florecía.