domingo, 13 de agosto de 2017

Bendita depredadora y depravada oscuridad

No sabía porque sus ojos ardían
tarde descubrí que eran pólvora.
Cegada con su chispa que devora
tras la tenue luz del día.

domingo, 16 de julio de 2017

Museo del Louvre


Me encanta este detalle, no recuerdo el cuadro ni siquiera su pintor.
Habla por sí solo. Dos seres que no necesitan decir nada para sentirlo, aún rodeados de gente centran todo en sí mismos. Los demás visten con harapos y ellos dos sin embargo, desnudos tal como son. Alejados de todo con sólo cerrar los ojos y sentir sus manos sobre la piel del otro.
Ésto, es arte.


sábado, 24 de junio de 2017

La ira de Eros

Hay momentos de tormenta
que recurres a la huída.
Algunos piensan que está muerta
sólo la mar
permanecerá siempre viva.
Ella me llama cuando dentro llueve, y me susurra palabras que sólo dios entiende.
Ella me llena cuando dentro sólo hay nieve, y me acaricia con el viento que sólo Eros vierte.
Ella fue madre en momentos de derrota,
despertó en mí una brisa suave
¿Cómo un silencio es una nota?
También fue padre cuando necesité un abrazo,
él escupió una ola, para así tomarme en su regazo.
Esa hermana jugó conmigo a ratos,
raspaba y dolía cuando odiaba y temía, a las sucias personas tras su maltrato.

lunes, 12 de junio de 2017

Poema

Deseo capital
Delicada piel blanca cual cumbre montañosa. (14)
Labios sobre  escarcha no alimentan la sed. (12)
Frágiles suspiros como rocío en una rosa. (14)
Clavícula atada al cuello igual que una red. (12)

La poesía se basa en definir mundos con pocas palabras.
El primer verso es fácil, se trata de una comparación entre la blanca piel con la nieve de una montaña.
El segundo verso es una metáfora, la escarcha son los dientes escondidos tras los labios. Quiero decir con esto que al besar el deseo se sacia ( alimentan la sed), asimismo es una antítesis con el calor de los labios y el frío de los dientes, pues critico los falsos besos que dan placer aunque no amor.
El tercer verso es de nuevo una comparación, esta vez con la frigidez de una mujer (incapacidad para experimentar placer sexual y llegar al orgasmo), de nuevo recalco la falsedad de prácticar sexo sin amor. Los frágiles suspiros son leves gemidos comparados con las pequeñas gotas de rocío, aunque estas le nutren, hace ver a la rosa fría y triste.
Finalmente el último verso habla de todo lo dicho anteriormente. El cuerpo es la tentación, cuya base no ayuda a diferenciar entre amor y obsesión.
Campos semánticos: Cuerpo (piel, labios, clavícula, cuello (5)), naturaleza (cumbre montañosa (2), escarcha, rocío, rosa (5))
Aliteración breve de la s dando sensación de susurro (frágileS-SuSpiroS)
Personificación de la clavícula (mujer) unida al cuello (hombre). No todo se basa en números e ingenierías, las palabras son una fuerte arma contra el bajo criterio enemigo. Tampoco los estudiantes de arte somos un cero a la izquierda. El arte y la poesía son puro humanismo. Sólo los humanos somos capaces de crear esto, porque vivimos con pasión.

viernes, 19 de mayo de 2017

18 de Mayo de 2017

Siento que todo se desvanece como oír silvar al viento en una trinchera. ¿De qué sirve alzar la voz con fuerza? Si su maldita dictadura hace 9 años me puso cadenas.
Al igual que un gladiador, rodeé el anfiteatro con orgullo antes de caer sobre la ensangrentada arena. Grité tan alto que cualquier vikingo pudo confundirme con un berserke. Las mujeres me decían horrorizadas al verme: ¡Por favor! ¡No te acerques!
Atrapé mis frágiles manos en puños temblorosos, para más tarde cubrilos con la negra piel de un oso. Años después los cargué de ira. Están a punto de explotar como Little Boy y Fat Man en Nagasaki e Hiroshima. 
Cabalgando sin pudor como el caballo de Atila, arranqué todas las rosas de su tierra prometida. Cuando era pequeña la Iglesia, y su falsa sonrisa me dieron la bendición. Tras aquel 9 de Mayo, mastiqué el fruto sagrado de mi futura rendición
Estoy orgullosa de ser soldado desertor, libre junto a mis ideales que me acompañan con honor.
No quiero que la mugrosa aristocracia me otrogue una medalla.
Me basta seguir cada día con la esperanza, de que un ejército no consiga masacrarme con sus lanzas. En la fría tempestad que ahoga mi batalla.


Esta noche será la última de un día sin cartas de despedida. 

Aún así la guerra no está perdida, voy a luchar contra mí misma hasta perder la vida.

jueves, 18 de mayo de 2017

Máximo Décimo Meridio

Espigas manchadas de sangre inocente,
recuerdos que al amanecer se vuelven mentiras.
Montañas sobre esqueletos y cuerpos inertes,
no devolverán su hijo a la vida.

Sólo queda odio, impotencia e ira,
armas suficientes para la batalla que avecina.
Sólo le mueve el olor de su cabello,
que siempre pervivirá entre las ruinas.

Gladiador que entre murmullos grita,
quién es y qué defendía.
Sangra por una flor marchita,
donde su pequeño un día florecía.




sábado, 29 de abril de 2017

Pistolas y Rosas

"Dispara tus espinas apuntando al pecho, quiero que un manto de rosas cubran mi oscuro lecho."
Domingo 30 de Abril (Madrugada del Sábado)
Esta noche será la última de un día que dejó mucho por desear
Las lágrimas de Abril destellan sobre el cristal, como una estrella fugaz sin deseos
Caminé perdida en mi vacía mente llena de tristeza. Una curiosa antítesis para alguien de mi edad, o eso dicen. 
Todos tenemos problemas.
Algunas personas los utilizan para darle drama a su vida, o simplemente llamar la atención. 
Otras en cambio los guardan muy adentro, tanto que perforan el alma, los sentimientos y el corazón. 
La primera lleva a una vida de teatro, quizás un sueño de Calderón de la Barca.
La segunda a una vacía y solitaria depresión.
Reflejada en una profunda y sucia charca, esta noche ha sido una de tantas, a la vez, diferente a la de ayer.
Mi profesor repite mucho una frase muy simple. El la sacó de algún filósofo el cual desconozco, que tenía unos pensamientos muy complicados: "El que no cree en dios, cree en todo". (Parecido al refrán "quién no cree en dios a cualquier santo le reza").
Hace una hora estaba sentada en un callejón llorando. Dejé atrás a mis amigos, todos chicos. Digo esto porque las personas tienen muchos prejuicios y prototipos. Los niños con los niños; las chicas, con las chicas; blancos con blancos; negros con negros. Claro, desde una perspectiva amorosa, chicos con chicos es el infierno.
Basura junto a más basura. 
Hace frío dentro y fuera de mí. Al igual que una noche de enero, cuando ni la mejor manta de lana derrite el hielo. 
Una parte del cerebro estaba dormida en ese momento, la otra a punto de suicidarse. Así que decidí enfocar mi alrededor, usar las pestañas de parabrisas y mirar un portal que tenía en frente.
Leí: "Bohemia"- curioso dintel me dije, unos segundos después, pensé que debía ser el destino, pues siempre aparece cuando más le necesito.
Sonreí. Si me hubieses visto creerías que estoy loca.
Cada mente en un universo, así que nunca más vuelvas a juzgar a alguien por su ropa, su forma de ser o simplemente su maquillaje.
Porque créeme, duele.
Más si eres la segunda opción del problema. Esa masoca que se autolesiona a base de dolor.